viernes, 4 de diciembre de 2015

Cinco IACs negativas y una duda existencial

A día de hoy hay dos preguntas para las que sigo buscando respuesta. La primera es a dónde van a parar todas esas horquillas que se nos pierden día sí, día también. ¿Es cierto que hay un universo paralelo de horquillas al que los humanos no tenemos acceso? Y la segunda pregunta es ¿por qué con cinco IACs no ha sido suficiente para conseguir el buscado embarazo si todo estaba "a pedir de boca"?

Para la primera pregunta no sé si algún día tendré respuesta, me temo que requerirá una labor de investigación digna de Iker Jiménez y su "Cuarto Milenio"... Para la segunda, espero al menos poder tener las cosas más claras en los próximos meses, porque la duda me está matando y me preocupa que pueda estar pasando algo raro ahí dentro.


Por si acabáis de llegar a este blog, os resumo un poco nuestra trayectoria. Dos años intentando tener familia, uno por el método diver (aunque al cuarto mes dejó de ser tan diver...), y otro con la ayuda de la ciencia médica. Han sido cinco inseminaciones artificiales, todas seguidas porque respondo muy bien al tratamiento, pero todas negativas. La cosa fue más o menos así.


1.- Primera IAC (7/5/2015): empezamos con 75 de gonal, unos ocho o nueve días. Luego luveris, cetrotide, ovitrelle y el día 13 del ciclo, inseminación. Esa vez había sólo un óvulo, en el ovario derecho, pero de más de 21mm, es decir, bien gordo y con "muy buena pinta". Esas fueron las palabras de la ginecóloga, que además nos comentó que la muestra de semen de medianaranja estaba "muy bien". Resultado al de quince dias... TE negativo. Vale... era la primera y sabíamos que las estadísticas mejoran con cada intento. Había que seguir.

2.- Segunda IAC (3/6/2015): volvemos a la carga. Esta vez 110 de gonal. El ovario izquierdo se anima y conseguimos dos óvulos buenos, uno en cada ovario. Extra de alegría porque eso significa el doble de posibilidades. El día 12 del ciclo programan la inseminación. Una vez más todo pinta estupendamente, la muestra de semen vuelve a ser muy buena. Resultado dos semanas después... TE negativo. Bueno, podía ser, los tres primeros intentos son los de mejor porcentaje de éxito. No queríamos perder la esperanza.

3.- Tercera IAC (30/6/2015): seguimos con 110 de gonal durante más o menos una semana. La dosis vuelve a funcionar y la cosa mejora, hay dos óvulos en el ovario izquierdo y uno en el derecho. Woooowwww! Medianaranja y yo alucinados y esperanzados. El día 11 del ciclo, inseminación. Todo perfecto, no podía estar más a pedir de boca. Tres óvulos y 31 millones de espermatozoides aptos (o eso se supone) directamente a mi útero. ¿Qué podia fallar? Estábamos eufóricos cuando salimos de la consulta con esas cifras. Tocábamos el positivo con los dedos prácticamente. Todavía hoy me emociono al escribirlo. Pero el resultado dos semanas después fue... una vez más... NEGATIVO. ¿Y eso? Fue un golpe durísimo, como un ladrillazo en toda la cara. Un bajón importante, el punto en el que tocamos fondo.

Y aquí fue donde me planté, le dí al pause y dije NO. No quería pasarme el verano y las vacaciones pendiente de los pinchazos, los controles, la maldita progesterona y los "¿será... no será?". Así que nos dimos un descanso, un  tiempo para nosotros, para volver a ser una pareja normal que se quiere, se disfruta y se va de viaje sin preocupaciones en la cabeza. Dejamos de ser por unos días la pareja infértil que hemos sido los dos últimos años. Fue en este punto, por cierto, cuando mi blog empezó a tomar forma y se convirtió (junto con la #infertilpandy) en la mejor terapia que hubiera podido imaginar. 

Pero sigo... después del descanso y de una semana de total desconexión en una isla maravillosa... 




...volvimos a la carga con fuerzas renovadas.

4.- Cuarta IAC (17/8/2015) : seguimos con 110 de gonal, pero me cambian la pauta y el luveris me lo ponen sólo una noche, me acortan todo y el día 10 del ciclo me inseminan con dos óvulos, uno con mejor pinta que el otro, y la muestra de semen una vez más buena. Me quedo con la sensación de que ha ido todo demasiado rápido y no ha dado tiempo a madurar bien los óvulos, poca medicación y muchas prisas. Resultado en dos semanas, por supuesto, negativo de nuevo. A estas alturas simplemente sentíamos que teníamos que quemar esta etapa para pasar al siguiente nivel. Sabíamos, aunque no lo decíamos en voz alta, que el positivo no iba a llegar así, pero había que seguir el protocolo marcado, que por cierto, no hacía más que empeorar.

5.- Quinta, y última, IAC (11/9/2015): me suben la dosis de gonal a 150, pero siguen acortándome el ciclo y esta vez ni siquiera me mandan ponerme el luveris. Yo pregunto si es normal y me dicen que es un medicamento complementario no obligatorio, que el importante es el gonal... pero no me convencen. Todo va demasiado rápido y sospecho que es porque la ovulación me va a pillar en sábado o domingo y quieren hacer que sea el viernes porque no trabajan el fin de semana. Así que, atención, el día 9 de mi ciclo (antes que nunca) me inseminan, con un único óvulo de buen tamaño en el ovario derecho y alguno que quería despuntar en el izquierdo. Muestra de semen, bien, resultado dos semanas después... TE negativo. Lo esperado, no hubo demasiado disgusto ni sorpresa. Simplemente veinte minutos de abrazo acurrucados bajo la colcha de la cama. Dándonos fuerza en silencio.


Y aquí estamos ahora, esperando para FIV, como much@s sabéis ya, en enero. En estos meses de compás de espera me he hecho análisis para comprobar que mi reserva ovárica está bien, y lo está. Un problema menos en la cabeza. Pero sin embargo no dejo de pensar que tiene que haber algo más para que en cinco intentos, todos hayan sido negativos. Espero que haya sido todo fruto de la casualidad o de la mala suerte, que no se haya dado y punto. Aunque algo me dice que no. Desde que he entrado en el universo #infertilpandy he visto tantas cosas... Muchos positivos, sí, pero también muchas historias de negativos por fallos y patologías que no se detectan a tiempo. 

No sé por qué las cosas se hacen así... por qué no se hacen todas las pruebas y análisis posibles antes de empezar con un TRA. Porque a día de hoy creo que nos podíamos haber ahorrado todo el estrés, la incertidumbre y los palos de las 5 IACs. No han servido para nada y es posible que con alguna prueba más lo hubiéramos sabido a tiempo. Siempre digo que el desgaste emocional de estos tratamientos es muy grande y que los médicos no se paran a pensarlo. Cada vez que he ido a consulta me he dado cuenta de que para ellos soy simplemente un número más en su lista de pacientes. De que nunca me han mirado a la cara, a los ojos, y han visto la luchadora, la madre invisible que soy. Todo eso parece darles igual, al menos en la SS y en el centro al que yo voy.


Pero a estas alturas ya no me importa, con más o menos empatía por parte de los sanitarios, mi objetivo sigue siendo el mismo y espero conseguirlo en un futuro no demasiado lejano. Suerte a todas mis #infertilgladiadoras y feliz fin de semana!


6 comentarios:

  1. los medicos son lo peor , lo siento de la misma forma, es dificil encontrar uno bueno en todo sentido, te deseo lo mejor un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si... esta claro q la mayoría están a alos luz d enfatizar y ver más allá d nuestro historial médico... de todas formas lo conseguiremos! Un beso y mucha suerte a ti tb,te deseo lo mejor :-)

      Eliminar
    2. Hola corazón... yo ya he pasado por una IA y estoy a la espera de que en enero puedan hacerme la segunda. Por la SS nos dan cuatro intentos y vamos a agotarlos todos, lógicamente. Pero ni mi pareja ni yo tenemos demasiadas expectativas en este tratamiento.

      En tu caso, debe ser muy frustante pasar por los cinco tratamientos, que todo esté, a priori, bien y que no consigas el positivo. Pero es que tal vez la IA no es vuestro tratamiento. La FIV es mucho más efectiva pero cuando no se detecta ningún impedimento se prueba con la IA primero porque es el tratamiento menos agresivo para la mujer y el más sencillo. No desesperes. Ya queda poco para enero y para que puedas empezar tratamiento. Te deseo mucha suerte!!!!

      Eliminar
    3. Gracias wapa! Mucha suerte para ti tb! A ver si enero es nuestro mes y las dos lo conseguimos. Tengo muchas esperanzas puestas en el nuevo año, ya estoy cansada d negativos! El positivo tiene q estar a la vuelta d la esquina! Animooo!!!!

      Eliminar
  2. Espero que el 2016 te traiga a tu bebé y se disipen todos los miedos y dudas.
    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa!!! Lo mismo te digo!!! Mucha suerte en la nueva etapa y en "la clínica de tus sueños"!!!!! #2016seránuestroaño

      Eliminar

EL CAMINO ES MÁS CORTO EN COMPAÑÍA, ¡ANÍMATE A COMENTAR!

Sígueme por mail y no te pierdas nada