martes, 5 de julio de 2016

Tocada, pero no hundida

Eso nunca, ni hundirse (al menos no más de lo estrictamente necesario), ni rendirse. A pesar de las muchas heridas de guerra, a pesar de que nos caigamos una y otra vez, siempre volveremos a levantarnos, a emerger de las oscuras profundidades de la infertilidad, para volver a luchar por lo que más queremos. Esos pequeñ@s que todavía no han nacido, pero que ya sentimos como nuestros, porque de alguna forma sabemos, que, en la distancia, desde lejos, nos están sonriendo.

"Puede que no hayamos llegado todavía a ellos, pero estamos más cerca que ayer"



Así que aunque esté desaparecida, no penséis que me he rendido. No. Sólo necesito desconectar un poco de todo esto y tomarme este nuevo ciclo de otra forma, sin tener todo el rato en la cabeza que soy una infértil con todas las letras.

Hoy he decidido hacer un alto en esta etapa de desconexión para contaros cómo voy con eso de la transferencia en ciclo natural. La verdad es que ha sido todo muy sencillo, ha ido rodado. Os voy a contar mi experiencia, que como el posesivo indica, es la MÍA. Ya sabemos todas que cada mujer es un mundo y, como siempre, lo que a una le funciona, a otra no. Pero a lo que iba, mi caso particular ha sido de diez, al menos hasta ahora.

Prepararse para una transferencia en ciclo natural significa no medicarse para que el endometrio crezca, eso es lo que se hace en el llamado ciclo sustituído. Las diferencias más básicas serían éstas:

  • En el ciclo sustituído a los pocos días de la regla se empieza con las pastillas de meriestra o los parches de evopad. Lo que se administra es estradiol para hacer que el endometrio crezca de forma artificial. Se busca además evitar la ovulación, en caso de que durante los controles se viera algún folículo, habría que cancelar el ciclo.
  • En el ciclo natural nos olvidamos de la medicación. Simplemente dejamos que nuestro endometrio crezca a su ritmo, como en un ciclo normal, de forma totalmente natural. Asímismo, hay que controlar la ovulación y eso supone hacer más visitas a la clínica para ver cuál es el folículo dominante, cómo crece y cuándo está listo para ovular. Cuando llega ese momento, hay que pincharse el famoso Ovitrelle, esto es simplemente para asegurarnos cuál es el momento de la ovulación. El peligro de este método es que el endometrio no crezca y se tenga que cancelar el ciclo, pero eso también puede pasar con el modo sustituído. Hay mujeres que no responden bien a la medicación y el endometrio no crece más allá de 7mm.
El método que se elija dependerá siempre del médico. En mi caso no me dió opción a elegir, me dijo que ciclo natural directamente porque creía que iba a ser lo mejor para mí. Y yo encantada, porque cuantas menos hormonas me meta al cuerpo, menos peligro de sufrir migrañas, que ya sabéis que me llevan por el camino de la amargura.

Como os decía, todo ha ido muy bien, el endometrio ha crecido sin problemas y en el último control hace más de una semana ya estaba a 10.8mm. Según el Dr. M era un endometrio trilaminar (es importante que se vean tres rayitas blancas en la ecografía) perfecto y precioso. La ovulación también ha ido según lo esperado, el folículo dominante estaba en el ovario izquierdo y estaba listo para salir el día 13 de ciclo, como siempre. Eso fué el miérdoles pasado, día 29 de junio. Como nuestros blastos vitrificados son de seis días, ese el tiempo que hay que esperar para hacer la transferencia. Seis días que han pasado volando, porque la transferencia es hoy!!!

No sé si mis dos estrellitas han desvitrificado bien o sólo una, no me lo dirán hasta que llegue a la clínica, pero me han llamado para confirmarme que tenemos transferencia. A las cuatro de la tarde vamos a por nuestros pequeños luchadores. Ojalá esta vez sea la buena, pero debo estar preparada para que tampoco lo sea, para seguir luchando todo lo que haga falta.

Sin embargo de momento quiero estar positiva y recibir a mis pequeñines con todo el amor y la esperanza del mundo. Además esta vez nos los vamos a llevar de vacaciones. Hemos decidido pasar la betaespera cambiando de aires así que mañana mismo nos vamos los cuatro a Portugal. Serán sólo ocho días, pero creo que nos va a venir bien. A la vuelta de las "betavacaciones" os cuento qué tal ha ido la espera y cómo ha acabado. Hasta entonces...


¡MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ Y MUCHA FUERZA PARA TODAS!



1 comentario:

  1. Madre mía¡¡ y yo que me voy unos días a la playita y vuelvo para ponerme al día y leo esto¡¡¡ Tu transfer fue hace 2 días y yo con estos pelo¡¡¡ jajaja.
    Me alegra que todo haya salido genial, que tengas un super endometrio mullidito para recibir a tu super blasto. Seguro que esta ahí bien agustito ahora.
    Entiendo lo de desconectar, todas lo necesitamos a veces. Asi que tu lo que necesites¡¡¡ Lo único que te pido es que intentes ser feliz en tu bestaespera, que seguro que te viene genial a ti y a super blasto¡¡
    Un besito y me tienes aquí para lo que necesites. Esperando buenas nuevas, cruzandolo todo¡

    ResponderEliminar

EL CAMINO ES MÁS CORTO EN COMPAÑÍA, ¡ANÍMATE A COMENTAR!

Sígueme por mail y no te pierdas nada