viernes, 23 de octubre de 2015

Por H o por B

Ayer estuve bastante desconectada del universo #infertilpandy, mil perdones, pero hoy no quiero dejar de escribir en mi blog porque he decidido hablaros por primera vez de H&B.


Para la gran mayoría de los mortales serán simplemente dos letras como otras cualquiera. Pero para mí son mucho más. Son mi razón de ser, mi motivación, lo que me ayuda a levantarme después de cada negativo. H&B son las iniciales de mis futuros peques. Sí, ya sé que soñar con dos cuando llevo casi dos años de búsqueda es muy ambicioso, pero soñar es gratis. Serán H&B, y si no, H o B.


H si es niña, B si es niño.


No os voy a mentir, preferiría ser una de esas parejas que tiene todo menos el nombre. Esas parejas a las que la paternidad les llega cuando todavía no les ha dado tiempo ni de pensarlo y van pasando los meses y siguen sin tener claro el nombre. Pero a mí ya no me va a pasar eso. Queda tan lejos el primer mes de búsqueda, tan lejos, que a nosotros nos toca ser de esas parejas que viven del sueño de ser padres, del futuro que vendrá; y que fantasean con los nombres de esos chiquillos que algún día correrán como locos por el pasillo de su casa. 

Esos somos nosotros. Dos luchadores, dos #infertilgladiadores que a pesar del infierno que nos ha tocado vivir, sí ya se que hay cosas peores en la vida, pero esto no tiene desperdicio... A pesar de todo lo malo, seguimos unidos, con nuestros más y nuestros menos, con días malos e incluso muy malos, pero unidos. Este fin de semana hacemos dos años de casados. Dos años de un día en el que nos propusimos empezar un nuevo viaje juntos. De momento ese viaje ha sido más complicado de lo que esperábamos, pero lo importante es que lo hemos hecho juntos. 

Y por eso mañana nos vamos dos días a desconectar, a no pensar, y si pensamos, que sea sólo en nosotros, en querernos. Eso sí, me temo que me va a tocar celebrar el aniversario con mi odiosa amiga de rojo. Lleva varios días dándome avisos y creo que está al caer. Era de esperar...  Este mes sólo ha habido método diver y, además, últimamente mi amiga parece decidida a visitarme siempre que tengo algo especial que celebrar. Si tengo algún plan con el que puedo desconectar y estar entretenida, ahí aparecerá ella. Recordándome que no me va a abandonar por mucho que la odie. ¡Qué le vamos a hacer! Intentaré no ponérselo fácil y disfrutaré a pesar de su dolorosa presencia. Porque sé que algún día ella se olvidará de venir y entonces H&B no serán sólo parte de un futuro mejor. Serán el presente.

¡FELIZ FIN DE SEMANA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL CAMINO ES MÁS CORTO EN COMPAÑÍA, ¡ANÍMATE A COMENTAR!

Sígueme por mail y no te pierdas nada