lunes, 10 de agosto de 2015

Y vuelta a empezar...



Después de algo menos de un mes de descanso, unas cuatro semanitas que me han sabido a pura gloria, volvemos a la carga con las inseminaciones artificiales. Este fin de semana me ha visitado mi querida amiga de rojo. No me he llevado ningún disgusto porque ya lo esperaba, y además me ha venido en mi día 24 del ciclo así que no me ha dado tiempo ni a pensar si podríamos haber tenido suerte.

Ayer mismo empecé a ponerme las inyecciones de gonal y esta semana tendré mi primer control para ver como responden mis folículos. Después de un ciclo de descanso espero que no se hayan vuelto vaguetes y den el callo...

He de confesar que me ha dado tremenda pereza volver a empezar con el tratamiento, pero la verdad es que quiero "quitármelo" de encima cuanto antes. Me explico, nos han recomendado seis inseminaciones y si no funciona, pasaríamos a in vitro. Llevo tres intentos, en los tres todo pintaba muy muy bien, sobre todo en el segundo y el tercero con dos y tres óvulos respectivamente. Las tres veces nos dijeron que la muestra de semen muy buena. Todo estaba a pedir de boca, pero NADA. No es que haya perdido del todo las esperanzas, pero sí empiezo a pensar que algo falla. Sospecho que hay algo que no marcha bien y hasta que no pasemos a la siguiente fase no sabremos qué es.

De modo que las tres IAC que me quedan las afronto con mucha más calma. Algo, digámoslo así, más bien protocolario para poder saltar al siguiente nivel. Ojalá me equivoque, ojalá esté siendo pesimista sin necesidad y me quede embarazada en los próximos meses, pero de momento me parece complicado. Por eso creo que mis expectativas no van a estar tan altas como los primeros intentos, cuando no hacía más que sumar los tan mencionados porcentajes de éxito acumulados... Ahora ya he asumido que para nosotros las cosas no van a ser fáciles ni con ayuda de la ciencia. Eso sí, no me doy por vencida y no renuncio a ser madre. Simplemente SÉ, por fin, que nos va a costar más de lo que pensábamos.

Las próximas semanas me he propuesto estar menos pendiente de mis síntomas, hacerme menos preguntas y simplemente dejar que pasen los días hasta el "DÍA T", del que ya os hablé en otro post. Mi objetivo es ponerme otras metas: mejorar en mi trabajo, terminar esa segunda carrera que empecé hace tiempo, mejorar mi nivel de inglés, decorar por fin nuestra casa nueva, planear un viaje para noviembre... Creo que eso me mantendrá ocupada, ¿qué pensáis?

Os seguiré contando mis novedades y reflexiones, pero entre tanto, ¿alguna recomendación para ese viajecito? ¡Se aceptan consejos!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL CAMINO ES MÁS CORTO EN COMPAÑÍA, ¡ANÍMATE A COMENTAR!

Sígueme por mail y no te pierdas nada