viernes, 10 de julio de 2015

Cinco días para el test



Estoy a sólo cinco días de hacerme el temido test de embarazo y de momento controlando los nervios. Lo estoy llevando algo mejor que las otras veces y creo que es porque a penas he tenido síntomas y, por tanto, no estoy todo el rato pensando en el por qué de éste o aquel pinchazo.

Lo cierto es que en esta espera no he tenido todavía esos tirones de ovarios de los que alguna vez os he hablado. Era una sensación como de calambre interno de ovario a ovario. Como si alguien me tirara de ahí dentro. No sé como explicarlo, pero sí sé que eran bastante dolorosos. Es verdad que a ratos siento como amagos, como si me quisieran empezar los tirones, pero nada. No sé si eso será buena señal, o será simplemente que mi útero ya se ha acostumbrado a la progesterona y no cede más, y por eso ya no noto nada. Sea lo que fuere, he decidido tomármelo como una buena señal. Porque alguna vez tendrá que ser la buena, y ¿por qué no va a ser esta? Total, esté optimista o pesimista el chasco si sale negativo va a ser exactamente el mismo.

Así que en esas estoy, pensando que quizá ya haya ocurrido el milagro y sintiendo, por cierto, dolores de regla bastante intensos desde hace dos días junto con movimientos raros en el bajo vientre. Esto último siempre suele desanimarme, pero, esta vez, como han empezado una semana antes de que me tenga que venir (o no...) la regla, pues también me lo he tomado como una buena señal.

Eso sí, lo que no cambia es mi montaña rusa emocional. Tengo loco al futuro padre de mis hij@s, que para mi suerte tiene más paciencia que un santo y siempre sabe pararme con un beso o un abrazo. Esto de las hormonas es un COÑAZO. Así de claro, con mayúsculas. Tan pronto estoy animada, como me pega un bajón de impresión sin venir casi ni a cuento. Pero en fin, es parte de la espera y ambos empezamos ya a acostumbrarnos.

De todas formas, altibajos aparte, lo dicho, creo que estoy llevando con bastante dignidad estas dos semanas infernales y espero poder seguir así. Aunque todavía me quedan 5 días, 120 horas, 7.200 minutos!!!! Todo eso para salir de dudas y comprobar si el test de embarazo me regala dos rayitas, en vez de una.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL CAMINO ES MÁS CORTO EN COMPAÑÍA, ¡ANÍMATE A COMENTAR!

Sígueme por mail y no te pierdas nada