martes, 22 de marzo de 2016

No tengo palabras...

Hoy voy a escribir un post corto porque no hay palabras. No tengo palabras para agradeceros todo el apoyo y el cariño que me habéis dado en estos nueve meses largos de vida que tiene mi blog. Al principio, cuando empecé a escribir aquí, allá por Junio, pensaba que hablaba sola, que nadie me leía... No es que buscara ser el blog más leído ni mucho menos, pero si me animé a contar mi historia, además de como vía de escape y forma de desahogarme, fue por intentar ayudar a otras personas, otras mujeres que estuvieran en mi misma situación. Y sobre todo, lo dije en mi primer post y lo vuelvo a decir ahora, por demostrar que aunque a veces lo parezca, NO ESTAMOS SOLAS.

Pasaron los meses y yo seguía escribiendo, seguía contando mi día a día infértil, esperando poder ayudar de alguna manera. Y allá por agosto, tuve mi primer comentario, un anónimo que me hizo llorar. La primera persona que me escribía para decirme que se había sentido muy identificada con mi historia y que me daba las gracias. Era un único comentario, pero por aquel entonces llenó mi dolorido corazoncito de madre invisible. Porque ese día yo me dí cuenta de que era verdad que no estamos solas. Siempre hay alguien al otro lado, leyéndote, apoyándote, siguiendo tu historia. Algunos dan la cara, otros prefieren seguirte en silencio (es normal, yo lo he hecho también con otros blogs, a veces cuesta), pero ahora sé que estáis ahí.

Lo sé porque poco a poco me van llegando más comentarios, tímidamente pero ahí están. Pero sobre todo lo sé por la cantidad de mails que estoy recibiendo en las últimas semanas. Chicas que me cuentan su historia simplemente por desahogarse, que me piden consejo, que me felicitan por este blog y me dan las gracias porque les he ayudado con mis experiencias y anécdotas varias.

En este punto tengo que hacer una mención muy especial a mi #infertilpandy del alma. Mi familia virtual. Suyos son muchos de los comentarios que me llegan aquí. Ellas son, SOIS, un apoyo fundamental en este camino que me ha tocado recorrer, que NOS ha tocado recorrer a todas. Es increíble el cariño que se puede llegar a coger a gente de la que sólo tienes como referencia (visual al menos) un avatar de Twitter. Pero su apoyo incondicional, sus palabras de ánimo, su forma de acogerte incluso cuando llevas días desaparecida... eso es mucho más grande que cualquier cosa que me haya pasado en los últimos meses.

Por eso a todas vosotras, a mis niñas de la #infertilpandy, a las que me seguís por aquí, a las que me escribís por mail porque preferís mantener el anonimato, a las que no me escribís pero me leéis y lloráis mis penas conmigo... no tengo palabras para agradecer que estéis AHÍ, al otro lado del ordenador, o del móvil, a miles de kilómetros seguramente, pero estáis ahí. Y por eso esta semana "Hasta el Positivo y más Allá" ha superado las 10.000 visitas. Sólo puedo decir...





Lo digo de corazón, como lo siento, y ya sabéis que YO TAMBIÉN ESTOY. Para lo que queráis, este es mi rinconcito. Y si lo preferís, siempre estoy disponible en lorartemail@gmail.com

 

4 comentarios:

  1. gracias a vos, por abrir tu corazon y brindar tus sentimientos,tiene mucho valor ,un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias bella! Abrir mi corazón aquí es la mejor decisión que podría haber tomado. Porque me ayudó a mi misma y ayudó a otras personas. Me sienta bien y por eso tengo tantísimo que agradeceros. Un besazo enorme!:-)

      Eliminar
  2. Claro que estamos aquí calladas pero leyendo con el corazón sintiéndonos identificadas, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme, y ahora por animarte a escribirme. La verdad es que me emociono con cada nuevo comentario, cuando alguien se atreve por primera vez a escribirme. Gracias, gracias, graciaaaaas! Os siento muy cerca. Espero que todas consigamos nuestro sueño. Un abrazo enorme :-)

      Eliminar

EL CAMINO ES MÁS CORTO EN COMPAÑÍA, ¡ANÍMATE A COMENTAR!

Sígueme por mail y no te pierdas nada