sábado, 27 de junio de 2015

Manual hormonal. Guía rápida y consejos sobre gonal, cetrotide, luveris y ovitrelle


Cuando me pusieron delante por primera vez la torre de medicamentos que tendría que ponerme (pincharme, para ser más exacta) casi me da algo de la impresión. Me sentía como si fuera a traicionar a mi cuerpo, a mi naturaleza, y además me daba bastante miedo, no sólo por el hecho de que tenía que ponerme las inyecciones yo sola, sino porque no sabía qué efectos secundarios podía tener todo aquello. Por suerte, no hay que ponérselo todo de golpe y se empieza pasito a pasito. De todas formas coged papel y boli, porque esto se las trae.





Antes de nada me gustaría dejar claro que lo que voy a contar a continuación es para que os hagáis una idea. Está pensado para quienes no han pasado por esto y quieren saber lo que es o para las que están a punto de hacerlo y tengan dudas. Sobra decirlo, pero lo más importante es seguir el consejo médico en todo momento.


PASO Nº1: GONAL


Nada más bajarme la regla, el segundo día de mi ciclo concretamente, empecé a ponerme esta hormona (folitropina alfa) que estimula los ovarios y hace crecer los folículos de los que luego deberán salir los óvulos. Hay que inyectársela todos los días a la misma hora más o menos y mi consejo es que, sobre todo las primeras veces, os lo toméis con calma y sigáis las instrucciones al pie de la letra.
                                                    
      

Gonal



Cada paquete de gonal viene con un vial que contiene la hormona en polvo, una jeringa precaragada con disolvente que habrá que inyectar en el vial para que se mezcle, y 15 jeringuillas desechables. Una vez hecha la mezcla, se coge una jeringuilla de las desechables y se carga con la dosis que nos hayan mandado (antes de cargarla es aconsejable llenarla de aire hasta la dosis que deseemos, se inyecta ese aire en el vial con la mezcla y ya entonces se carga con el líquido). Se limpia con alcohol la zona del vientre donde nos vayamos a pinchar (mejor ir alternando cada día) y, agarrando el pliegue de piel en un pellizco, se introduce la aguja en un ángulo de unos 45-90º. Cuando vayamos a introducir el líquido dejaremos de pellizcar la zona y al terminar volveremos a limpiarla masajeándola con cuidado.

Cuántos días os pinchéis esta hormona dependerá del criterio de vuestr@ médic@. A mí con unos siete u ocho me suele bastar.

En cuanto a efectos secundarios, noto un poco de dolor de cabeza los primeros días y también me salen moratones en las zonas en las que me pincho. Nada insoportable. Ah! y también tengo los pechos muuuuy sensibles, algo que además va en aumento a medida que vamos añadiendo nuevas hormonas al tratamiento.

PASO Nº2: CETROTIDE Y LUVERIS



Mientras estamos con el gonal, deberemos acudir varias veces a consulta para control ecográfico. El médico tiene que cerciorarse de que los folículos crecen y de que todo va bien, para evitar el riesgo de hiperestimulación ovárica. Cuando los folículos alcanzan un buen tamaño, unos 15 o 16mm, te mandan ponerte el cetrotide (evita que ovulemos antes de la inseminación) y el luveris (lutropina alfa para que los óvulos terminen de madurar).


Cetrotide

El cetrotide yo me lo pongo por la mañana, durante unos dos o tres días en función del ciclo. Hay que hacer una mezcla y es un poco lío porque tienes que cambiar de aguja, pero en las instrucciones está muy bien explicado. Viene con 7 dósis que incluyen 7 viales y 7 jeringas precargadas. Se hace la mezcla con la aguja más grande (la amarilla), se carga la jeringa con todo el líquido que resulte de la mezcla, se cambia la aguja y se pone la más pequeña (la gris) y se inyecta la dosis en una zona del vientre que veamos que no está demasiado maltratada por la última semana de pinchazos. El problema del cetrotide es que puede provocar reacción alérgica. A mí no me da siempre, y cuando me da me sale como un sarpullido rojizo y se me hincha levemente la zona donde me he puesto la inyección. Pica un poco, pero se pasa en una hora a lo sumo, al menos a mí.


Luveris + Gonal

En cuanto al luveris, es otro engorro, porque hay que combinarlo con el gonal y la mezcla requiere de concentración. Primero se extrae la dosis de gonal que nos tengamos que poner en una de las jeringuillas desechables, después se extrae en le misma jeringuilla  el disolvente de luveris (300 ml es lo que me dijeron a mí), y por último se echa todo el líquido en el vial con polvo de luveris. Esperamos a que la mezcla sea homogénea, la extraemos en su totalidad, y nos la ponemos. Si nos mandan 300 ml de luveris y nuestra dosis de gonal es, por ejemplo, de 110, en total nos tendremos que inyectar 410ml. Fijaos siempre en la jeringuilla  a ver si habéis hecho bien las cuentas ;-p

PASO Nº3: OVITRELLE

Es el último paso y uno de los más importantes, si no el más importante, con esta inyección estaremos dando a nuestro organismo "permiso para ovular" finalmente. Después de haber lidiado con el gonal, el cetrotide y el luveris, esta inyección es relativamente sencilla, pero ha de ponerse a la hora exacta que nos digan, porque una vez puesta, unas 36 horas depués ovularemos y normalmente ese es el momento en el que nos harán la inseminación.


Ovitrelle

El formato del ovitrelle es algo así como un bolígrafo. Ya viene con la dosis cargada y sólo hay que poner la pequeña aguja (es la más pequeña de todas), activar una pequeña rosca que tiene en un extremo, hasta llegar a los 250ml, y después pincharnos hasta que la especie de pantalla que tiene vuelva a ponerse a "0".

Y ya está, con este pinchazo se termina la primera fase y empieza quizá lo más duro, sobre todo por la espera hasta saber qué pasará. Una vez más sólo quedará ser pacientes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL CAMINO ES MÁS CORTO EN COMPAÑÍA, ¡ANÍMATE A COMENTAR!

Sígueme por mail y no te pierdas nada