jueves, 18 de junio de 2015

El club de la "rayita solitaria"

Hoy cumplo mi mes número 16 de búsqueda, más de un año sin resultados, 16 meses de tests de embarazo negativos, a la espera de ver dos rayas, pero sin poder salir del club de la "rayita solitaria". Han sido muchos meses de subidas y bajadas, de esperanzas frustradas, de "psicosíntomas" de todo tipo y, sobre todo, de apoyarme en las experiencias de internautas que, como yo, buscan esperanzadas el positivo para poder conseguir algo que cada vez se parece más a una utopía. A ellas les debo buena parte del aliento que me ayuda a seguir adelante. Nunca me he animado a escribir en ningún foro, pero sus historias son uno de mis principales apoyos y quizá por eso esté escribiendo ahora ésto. 

A partir de hoy compartiré mis experiencias con todo aquel que las necesite. Porque sé que mientras se busca la espera es larga y un poco de compañía y de empatía es de agradecer. Pero antes de contar mi historia hasta el día de hoy, hay algo que quiero escribir en mayúsculas: NO ESTAMOS SOL@S

Sé por experiencia propia que éste no es un tema del que se hable todos los días y con cualquiera, pero está claro que somos much@s los que pasamos por esto cada mes. En mi caso, nunca me ha dado ningún apuro compartir con mis allegados el proceso por el que estoy pasando, pero, para mi sorpresa, me he encontrado con mucha gente que, a pesar de saberlo, prefiere no hablar del tema y no es capaz ni tan siquiera de preguntar qué tal me va. Eso duele, y he de decir que es lo que más sola me ha hecho sentir. 

En esto de los embarazos, siempre se pregunta a la futura madre por su estado, por su "barriguita", y se acostumbra a dar ánimos por doquier. Pero cuando el embarazo no llega, parece que el tema se convierte en tabú y ya no se pregunta nada "para no molestar". Por suerte siempre hay alguien que se acuerda de llamarte por teléfono para saber cómo sigues, que no tiene miedo a preguntar y que incluso te saca a dar una vuelta para que te animes. 


Sentirse sola es de lo peor que puede pasar durante una búsqueda tan dura, por eso hoy me he decidido a empezar a escribir este blog. Porque sé que me ayudará a desahogarme y porque creo que puede ayudar a mucha gente a sentirse apoyada, a sentirse parte de algo. Bueno, por eso, pero también por esto.


Un negativo más para la colección, una nueva "raya solitaria" es lo que me ha hecho crear este blog. Un nuevo punto de encuentro para quienes buscan sin encontrar, esperando y desesperando a la vez. Un blog con el que espero poder contar mi experiencia hasta el positivo "y más allá".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL CAMINO ES MÁS CORTO EN COMPAÑÍA, ¡ANÍMATE A COMENTAR!

Sígueme por mail y no te pierdas nada